4 nov. 2014

¿Por qué Rebelión en la Granja me pegó tanto?


Compré este libro porque es un clásico por decirlo de alguna manera, sabía más o menos de qué trataba pero nunca pensé que me llegaría tanto.

Empiezo diciendo que es una alegoría por parte del escritor, George Orwell, sobre el régimen soviético de Stalin corrompiendo al socialismo, pero podría aplicarse a la actualidad y allí radica el por qué me chocó tanto.
El término alegoría se refiere a una ficción que representa otra cosa, una idea o conjunto de ideas abstractas que aparecen a través de otra forma u otro sentido. El término alegoría se encuentra íntimamente ligado al concepto de metáfora. De esta forma, Rebelión en la granja se muestra claramente como una alegoría que a partir de personajes animales que van cambiando su esencia, su ser a lo largo de la obra representan a los humanos y sus cambios con respecto al poder. Alrededor del tema del poder (poderosos y oprimidos) van cambiando sus ideales comunes y puros en ideas individualistas y tiránicas. Una alegoría clara del poder y su influencia en los seres humanos.

Después de haberlo leído me quedé pensando en qué acababa de pasar, porque el final es lo que más me marcó.

Con spoilers se lo resumo. Los animales de una granja se cansan de los humanos y deciden rebelarse contra los dueños de la granja porque dicen que el ser humano no produce nada y consume desmedidamente el trabajo de los animales y lo que la tierra le da, además de que devuelve con mano dura y castigo.

Cuando los animales expulsan al patrón se ven dueños y señores de la granja, reunidos deciden organizar su nuevo reino. Los cerdos, como son los más inteligentes se encargan de leer y escribir, componiendo los siguientes mandamientos:

  • Todo lo que camina sobre dos pies es un enemigo.
  • Todo lo que camina sobre cuatro patas, o tenga alas, es amigo.
  • Ningún animal usará ropa.
  • Ningún animal dormirá en una cama
  • Ningún animal beberá alcohol.
  • Ningún animal matará a otro animal.
  • Todos los animales son iguales

Por un tiempo, todo marcha bien y la granja produce a montones, haciendo que los animales se sientan cómodos y felices. El problema es que el querer poder es inherente a los seres vivos y los cerdos empiezan a aprovechar su inteligencia superior para vivir mejor. La mejor comida, la mejor jornada de trabajo, se encargan de la educación de los más jóvenes y de planificar el qué hacer.

Lo que empezó como un paraíso, rápido empieza a quebrarse. Los dos cerdos que gobernaban se traicionan y uno de ellos debe huir, porque el otro había adoctrinado a los cachorros de los perros para que le sirvan de guardianes.

  • De algún modo parecía como si la granja se hubiera enriquecido sin enriquecer a los animales mismos; exceptuando, naturalmente, a los cerdos y los perros.

Es tan frustrante ir leyendo y ver como los cerdos (políticos) se van aprovechando de los demás con impunidad total. Se aprovechan de los animales más tontos como las ovejas para que repitan "Cuatro patas sí, dos piés no" y se conformen con eso mientras trabajan. Además, con el tiempo empiezan a modificar sus propios mandamientos desvirtuando en totalidad el puro propósito de la rebelión.

  • Ningún animal dormirá en una cama con sábanas
  • Ningún animal beberá alcohol en exceso
  • Ningún animal matará a otro animal sin motivo
Napoleón, el cerdo gobernante crea su propio himno, se condecora con medallas y honores falsos, mata a los opositores, silencia a los dudosos y traiciona a quienes trabajan para él. Adoctrina a los jóvenes y esclaviza al resto de los animales, incluso hace tratos con los humanos.

  • Las raciones fueron nuevamente reducidas para economizar petróleo. Pero los cerdos parecían estar bastante a gusto y, en realidad, aumentaban de peso.

Ellos, que habían renombrado la granja como Granja Animal, empiezan a actuar como humanos y a invitarlos a ver lo que los cerdos se adjudican como un triunfo propio. Al último, Napoleón devuelve el nombre original Granja Manor y los demás animales ya no reconocen la diferencia entre un cerdo y un hombre.

El burro, que siempre se mantuvo alerta, pero al margen termina leyendo:

Todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros.

Lo peor es que al final los animales no hacen nada, no se rebelan contra los cerdos, sino que aceptan su destino. Esto me alarmó porque si bien el libro fue escrito en 1945, al día de hoy se puede aplicar a la política Argentina.

  • Y cuando días después, se anunció que los cerdos se levantarían por la mañana una hora más tarde que los demás animales, tampoco hubo queja alguna al respecto…

  • Aquellas escenas de terror y matanza no eran lo que ellos soñaron aquella noche cuando el Viejo Mayor, por primera vez, los incitó a rebelarse.

Yo me fui a dormir y a la mañana mientras me duchaba, se me vino a la mente el siguiente esquema:


— El cerdo Mayor podría ser Perón, que decide cuestionar y originar un cambio en el lugar donde vive, siendo el ideólogo de la futura revolución. Es el idealista.

— El cerdo Napoleón, con sus medidas para administrar la granja (apropiadas de Snowball) que servirán para llevar a ésta a la prosperidad (aunque esta sólo mejorará su propia situación y la de los demás cerdos), y su política de restricción de libertades, representa a los K.

— El cerdo Squealer el intermediario de Napoleón ante los demás animales de la granja, sería Capitanich. Su habilidad retórica y su hipocresía le permiten convencer al resto de la granja de la conveniencia de cualquier decisión tomada por Napoleón.

— Los animales, la clase media que trabaja para intentar salir adelante, porque creen en un país mejor, pero se ven traicionados por el gobierno.

— Las ovejas y las aves, analfabetas y acríticas con el régimen, personifican a la "masa" que sigue al líder. Para ellos y los animales menos inteligentes se ingeniaron consignas sencillas, para que repitan si pensar.

— El burro Benjamín representa a la clase intelectual, quien es consciente de las manipulaciones de Napoleón pero no toma cartas en el asunto, limitándose a observar de forma pesimista sin intervenir.

Los perros son los férreos defensores de la Década Ganada. La nueva generación de perros es educada por Napoleón desde cachorros, cumpliendo también la función de guardia personal y de verdugo para los animales que "traicionan" a la granja.


Lo que más me preocupa es la cantidad de ovejas que hay en Argentina, y el resto, la mayoría de nosotros que somos los animales que ven y bajan la cabeza aceptando sin hacer nada. Espero que vengan tiempos mejores.

Si quieren debatir, ningún comentario será borrado. Pero Respeto.



10 comentarios:

  1. Creo que este libro, a pesar de ser escrito en 1945, actualmente se puede aplicar a la política mundial, tal y como están las cosas. La verdad que lo leí hará un año o poco más y me gustó mucho, de que manera alegórica, tiene el autor de plantear que a lo que se refiere en política, no es oro todo lo que reluce y nunca lo será, en cuanto a opinión personal me refiero. Me ha gustado mucho tu desmembramiento del libro por partes, explicando la base y la importancia de lo que se relata en él. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Holaaa!!!
    aún no lo leo!!! hace un tiempo quise hacer un auto/reto de leer éstos clásicos de los que todos hablan...Fahrenheit 451, crónica marcianas...etc...
    pero no me gustaron nada, sé que tienen muchos seguidores pero a mi me ayudaron con el insomnio XD...ASÍ QUE SIP! está pendiente...aunque claro después de leer tu reseña lo tendré presente :3
    besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola, linda ^^ te he nominado a los premios dardo, si te interesa podes pasarte por acá: http://delirialiteraria.blogspot.com.ar/2014/11/premio-dardos.html un beso♥

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Mucha gente me recomendó este libro. Más que nada porque toca temas que son muy importantes y graves (tanto como el pasado y en la actualidad) y creo que a pesar de su crueldad es la realidad. Me encantó tu reseña, toda la sinceridad que uno quiere encontrar. Yo lo voy a leer, aunque me pongo mal cuando leo sobre estas cosas, vale la pena y también porque está entre mis pendientes hace rato. ¡Un besote, nos leemos!

    ResponderEliminar
  5. Hola :), te he nominado al premio Best Blog te dejo aquí el enlace:
    http://perdidaenliteratura.blogspot.com.es/2014/10/mi-blog-nominado-al-premio-best-blog.html

    ResponderEliminar
  6. Creo que el libro representa a todos los gobiernos actuales, no sólo a los K(? Siempre está el pobre que tiene una buena idea para cambiar al mundo para bien, y revolucionar, y viene un hijo de re mil puta a distorsionar las ideas de ese pobre revolucionario, diciendo que pertenece su bando y después se caga en todos. Sólo puedo decir que boxeador me llegó al alma, y me hizo llorar :'( CERDOS DE MIERDA! No sé por qué no te seguía, pero ya te sigo. Buena entrada, un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias... Si, a muchos otros gobiernos se aplica, pero al leerlo y como soy argentina me sentí muy identificada
      . LOL.

      Malditos cerdos, pero para que lograran su cometido necesitaron a todos los demás, pro eso tenemos que ser nosotros, el pueblo quienes digamos !Basta¡ y no eduquemos....

      Eliminar
  7. Lei este libro por "obligación" en el colegio y para mi sorpresa terminó gustando muchisimo por la profundidad de los temas que trata de una forma tan "infantil". Descubrí esa magia que tiene la literatura de contar una historia pero estar contando otra de manera camuflada.
    Es maravilloso este libro.

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante lo de la alegoria, he leido otro libro de este escritor y mr ha gustado excepto por el final(1984)..vengo buscando la forma de conseguir este libro en algún lugar, apenas pueda lo leo para ver qué onda.

    ResponderEliminar

Home

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Blog registrado

IBSN: Internet Blog Serial Number 29-08-1958-50